Con las rebajas a la vuelta de la esquina, con las tiendas en ebullición y los clientes deseosos de buenos precios, no nos podemos olvidar de la calidad del servicio. Y es que, para el consumidor, la premisa más importante es mejor precio, igual servicio. Porque la calidad de nuestro atendimiento no tiene descuentos, ¡permanece preparado!

Para comenzar, asegúrate de tener controlado el stock. Esto lo podrás hacer gracias a las alertas que Ategest autónomo te proporciona. Tú decides cuántas son pocas unidades para realizar nuevo pedido o retirarlo de la venta. Esta función es especialmente importante si vendes online o productos en grandes cantidades. También para saber, por ejemplo, cuántos números 39 quedan de las famosas botas negras que se pusieron de moda.

Otro de los factores a tener en cuenta es la facilidad que nos aporta tener una lista de precios ‘B’; es decir, una dos o tres listas de precios con descuentos. Activa la que necesites en cada momento sin preocuparte de aplicar el importe a restar manualmente.

De esta manera, gracias a Ategest,  evitarás los errores humanos por despistes o, simplemente, por manipular de manera incorrecta la calculadora cuando el trabajo se acumula.

Y, si ahora te parece tarde, no te preocupes. Es el momento perfecto para dar el paso, para arrancar con una nueva política de empresa que facilite la vida a empleados y compañeros.

Porque es el momento perfecto para contactar con un comercial, ¡no dudes en hacerlo lo antes posible! Al fin y al cabo, ¡no deja de ser el software de tpv más usado en los negocios de Canarias!

En Tenerife -> 922 824 810 

En Gran Canaria -> 928 987 101

¡Desde donde quieras! -> <