En una situación en la que nadie está contento, toca darle la vuelta a la tortilla como en las mejores cocinas y hacer, de este tiempo ‘perdido’, un tiempo bien invertido. Todo esto te ayudará a que, una vez abras tu negocio, ¡todo vaya viento en popa!

  • Haz un estudio de tu propio negocio

Te pasas la vida pensando si tal o cual servicio es rentable, cómo podrías mejorarlo o sustituirlo…Es la hora de hacer listado de pros y contras y, sobre el papel, sacar conclusiones.

  • Examina el marketing de tu empresa

La falta de tiempo es el mayor enemigo del marketing y la publicidad. Si no cuentas con profesionales para su gestión, aprovecha para poner al día redes sociales, actualizar teléfonos, cabeceras, imágenes de perfil… Si eres un poco apañado, ¡hasta podrás crear nuevas plantillas de trabajo!

  • Gestiona los recursos humanos de tu empresa

En un momento como este, todos estamos parándonos a reflexionar. Revisa si estás siendo justo con el reparto de turnos de tu cafetería y, aprovecha, en la medida de lo posible, para conversar y saber un poco más de tus empleados. ¡Los canales sociales son nuestros mejores amigos en la cuarentena!

Además, recuerda que, si sirves comida, la ley te permite la recogida en establecimiento, siempre que cumplas las medidas higiénicas de seguridad. Analízalo: es una forma de no tener los ingresos parados al 100%

  • Indaga sobre nuevos productos

Llevas tiempo queriendo cambiar de registradora, pero la información que te ha dado tu comercial no has tenido tiempo de digerirla. Quizás, sea hora de leer largo y tendido sobre ella y otros muchos productos.

  • Aprende, fórmate, ¡crece!

Lo hemos dejado para el cuarto punto, pero no porque no sea importante, sino porque queremos hablar largo y tendido sobre él. Dicen los expertos que de esta crisis saldremos más solidarios, siendo mejores personas. Nosotros añadimos algo más: ¡vamos a ser mejores profesionales!

Retoma aquel curso de inglés que un día dejaste porque no te apetecía hacer en el día de libranza, léete aquel libro sobre innovación digital que siempre te pareció irreal, por falta de tiempo para su aplicación. Gestiona tu tiempo, indaga sobre la inversión en tecnología que ya has hecho y aprende a sacarle el máximo partido a la misma. Porque el tpv no sirve solo para sacar comandas, y porque muchas gestiones que pides al SAT, puedes hacerla a