La innovación es un tema que trae de cabeza a todos los empresarios. Por una parte, quieres mejorar las prestaciones de tu empresa y, por otro, ahorrar costes. En este sentido, el concepto inversión entra en juego en tanto que, para mejorar algo, primero hay que “sacrificar” una cantidad de dinero actual para que sea rentable en el futuro.

En este artículo vamos a explicar cómo se debería incorporar la tecnología a tu negocio por medio de cinco consejos útiles.

  1. ¿Qué problemas vas a resolver?

Toda incorporación de tecnología debe llevar aparejada una cierta resolución de problemas. Ahora bien, no debemos introducir tecnología, la cual, dificulte la labor de los empleados sino, al contrario, sea más fácil de usar y, sobretodo, de medición más rápida. En este sentido, las Pymes siempre se pueden ver beneficiadas de versiones de prueba que, además de ser gratis, permiten un tiempo de adaptación a la nueva tecnología.

  1. Dime cómo son tus ingresos y te diré qué tecnología usar.

Aunque parezca lógico, si regentas un negocio con unos ingresos medios, de los cuales, muchos de ellos son variables o vienen “con incertidumbre”, es decir, si hay meses que no sabes si el negocio va a funcionar como esperas, lo mejor es buscar un mecanismo tecnológico, que te permita ahorrar costes en aquellos períodos con ingresos menores. Para ayudarte, están nuestros asesores comerciales. También en el caso de apertura de negocio de nueva creación, momento en el que la incertidumbre se apodera de nosotros y el pago por uso se convierte en la opción más sensata.

  1. Las Redes Sociales, nuestras aliadas.

En cualquier negocio que se preste, una manera fácil y económica de ampliar nuestro mercado, no solo el directo, sino también el potencial, es por medio de la correcta utilización de las redes sociales y el e-commerce. Todos aquellos productos que quieras dar a conocer, lo puedes hacer a través de las herramientas digitales que tenemos a nuestro alcance.

  1. Invertir sí, pero, ¿en qué?

Uno de los problemas a los que se enfrenta el empresario, emprendedor, o cualquier persona que saca adelante un negocio, es el decidir dónde invertir. Es cierto que hay que analizar el problema profundamente para no equivocarnos el ámbito de inversión. Si queremos mejorar nuestro negocio y decidimos invertir en infraestructuras, en vez de en procesos nuevos, puede ser que nos estemos equivocando. Primero elige qué necesitas más, y luego, lánzate a por ello.

  1. Tecnología adaptable

En los nuevos tiempos, toda tecnología es adaptable a cada sector. Lo mejor sería poder desarrollar, por ejemplo, un software que resolviera toda la problemática sin dejar margen al error, pero sabemos que es muy complicado. Aun así, el avance en este sentido es muy prometedor.

Esperamos con este artículo resolver algunas dudas que nos van planteando. En Atecresa ponemos sobre la mesa 37 años de experiencia dando soluciones, pero necesitamos conocer la operativa de cada cliente y, a partir de ahí, trabajar juntos para mejorar los aspectos necesarios.